Wink Group

5 consejos para aislar térmicamente tu vivienda

8/1/2022

Aislar tu hogar térmicamente es una inversión que, como ya te hemos contado en posts anteriores, ofrece grandes ventajas para tu hogar. En nuestro último artículo (si aún no lo has leído, este es el momento), sin ir más lejos, te hablamos de algunos de los grandes beneficios de realizar una reforma integral para lograr un correcto aislamiento térmico en la vivienda: ayudar al medio ambiente, decir adiós a las temperaturas extremas, reducir el consumo de energía y, por ende, rebajar considerablemente la factura de la electricidad. Suena bien ¿verdad? Si quieres saber cómo aislar tu hogar térmicamente para disfrutar de todas estas ventajas ¡sigue leyendo! 😉


¿Cuál es el primer paso?


Lo primero que te recomendamos es contar con un equipo experto que realice un minucioso análisis de las características y necesidades de tu hogar, de forma que pueda detectar los focos de pérdida o entrada de calor en tu vivienda.

¿Cómo puedo asilar térmicamente mi hogar? Estos son los 5 pasos para lograr un correcto aislamiento térmico completo


1.     La importancia de las ventanas


Las ventanas son una pieza clave para lograr un correcto aislamiento térmico en tu vivienda. De hecho, unas ventanas bien selladas te permitirán ahorrar hasta un 70% de energía. ¿Nuestra recomendación? Puedes apostar por ventanas con rotura de puente térmico (ventanas equipadas con una estructura particular capaz de cortar los flujos de calor) o un aislante de corcho o fibra de vidrio.


Imagen: Almuled Sistemas


2.     No te olvides del techo


Contar con un aislante térmico en la cubierta puede reducir hasta un 35% el uso de energía. Una buena opción, en este sentido, es emplear el poliestireno extruido que sirve para protegernos tanto del calor en verano, como del frio en invierno.


3.     Sella los huecos o grietas


No hacerlo puede suponer una pérdida en torno al 20% del calor del hogar. Por no hablar del frío que también entra por estos rincones. No obstante, este problema tiene fácil solución, solo debemos colocar burletes y plintos y proceder a rellenar estos espacios. Así, no solo mejoraremos nuestro bienestar en la vivienda, sino que reduciremos significativamente nuestros gastos en relación con el uso de sistemas para calentar o enfriar nuestra casa. 



4.     Utiliza los textiles a tu favor


Una opción sencilla y económica reside en aprender a utilizar los textiles del hogar a tu favor. Por ejemplo, en invierno, gran parte del calor se pierde por el suelo, por lo que, para hacer frente a este problema, puedes introducir alfombras que te aislarán y protegerán de las bajas temperaturas. 


Imágenes: Pinterest


5.     No coloques nada delante de los radiadores


En ocasiones, al decorar nuestro hogar, colocamos muebles delante de los radiadores. Un grave error, ya que el mobiliario actúa como barrera, absorbiendo todo el calor, lo que dificulta que los radiadores lleguen a calentar toda la estancia. Si quieres que el calor circule libre por nuestro hogar, recuerda no situar nada delante de él. Además, hoy en día existen multitud de opciones de radiadores de diseño que elevan el estilo de tu hogar y que no querrás esconder. Si no nos crees, echa un vistazo a estas imágenes de radiadores empleados en nuestros proyectos: 


Imágenes: Wink Group



Los mejores materiales que funcionan como aislantes térmicos:

Ahora que ya te hemos hablado de los mejores trucos para aislar tu hogar térmicamente, es momento de que conozcas qué materiales ofrecen un mejor aislamiento térmico para tu hogar:


  • Celulosa: una de las opciones más utilizadas. Se trata de un material natural y económico, formado por papel reciclado y sales de boro.
  • Fibra de vidrio mezclada con silicona: este material también es económico pero su instalación un poco más compleja.
  • Corcho: una gran opción si lo que necesitas es sellar huecos. Además de ser un aislante térmico muy económico, el corcho sirve como aislante acústico.
  • Espuma de poliuretano: el poliuretano es uno de los favoritos en los últimos años. De hecho, ha reemplazado, en gran medida, al corcho gracias al gran ahorro en el consumo de energía que ayuda a conseguir.
  • Poliestireno expandido: muy útil si tu principal objetivo es aislar tu hogar del frio y es ideal para colocarlo en las paredes.
  • Poliestireno extruido: esta es una de las opciones tecnológicas más avanzadas para aislar térmicamente un espacio, debido a su baja conductividad térmica y, por tanto, a su alto poder aislante.
  • Lana mineral: un producto idóneo para el aislamiento que puedes encontrar en diferentes formatos, lo que te permitirá adaptarlo a tus necesidades.
  • Fibra de madera: de nuevo, un material este material económico y ecológico, ideal para aislar térmicamente nuestro hogar. 


¿Estás interesado en realizar una reforma integral para aislar tu hogar térmicamente? ¡Contáctanos!





Wink Group WhatsApp
Wink Group Instagram